Genomas y comportamiento social

Ramón Santos

¿Es posible que nuestros genes influyan en nuestra forma de actuar y comportarnos?

En el cante flamenco se suele decir que los gitanos cantan mejor que los payos. Pero esto no es cierto. Cantar flamenco con sentimiento no es cuestión de raza. Así lo corroboran cantaores de prestigio. Si la hija de un funambulista comienza a destacar en esa habilidad se dice que lo lleva en la sangre, que está en sus genes… No es cierto que se lleve en los genes, ¿o sí?…

En estas líneas no voy a hablar de cante ni de funambulistas. Simplemente usé esta reflexión para poderme introducir en el verdadero objeto de estas líneas: el genoma humano y su relación con el comportamiento social.

Leí en cierta ocasión, una interesante entrevista de Vicente Jiménez para El País realizada al escritor científico británico Nicholas Wade tras la publicación de su controvertido libro “Una herencia incomoda” (Ariel), en la que me quedaron despejadas ciertas dudas que tenia sobre esta temática y el autor.

Una herencia incomodaEste libro ha hecho saltar chispas en la comunidad académica y científica hasta el punto de que 139 científicos de diversas universidades hayan estampado su firma en un documento de protesta por los contenidos del trabajo literario de Wade. Considerados incluso peligrosos para la sociedad actual.

Nicholas_WadeLa tesis en cuestión habla, entre otros asuntos relacionados, de que  la evolución humana reciente ha dado como resultado las razas y de que hay una influencia genética en el comportamiento social humano. Esta postura hace frente a la opinión de que no existe una base biológica para las razas. Las diferencias del comportamiento humano son del tipo cultural y no genéticas. En la citada entrevista, Wade declara no ser racista y asegura que en la comunidad científica el tema de la raza es siempre un tema tabú, […] “al preguntar a los científicos, apenas pronunciaba la palabra raza, todos se sumían en un silencio sepulcral. Me resultó evidente que era un tema importante sobre el que los académicos e investigadores no estaban diciendo a la gente toda la verdad, lo que me parece mal”. Wade concluía añadiendo que los científicos tienen el deber de informar a la gente de sus descubrimientos sea lo que sea. Achaca al tema económico que otros científicos no se atrevan a hablar del asunto de las razas. Wade recuerda que la política general de la ciencia siempre ha sido que; […] “no hemos de temer el conocimiento, sino aceptar que, si descubrimos algo peligroso, sabremos afrontarlo”. Y aportó el ejemplo de la energía atómica que permitió la paz entre Estados Unidos y Rusia,  evitando una posible tercera guerra mundial. Wade apuesta por la eugenesia médica y afirma que; […] “pronto se podrá cambiar el genoma humano y corregir los genes que causan enfermedades, incluso aumentar los que propician la fuerza y la inteligencia”.

La entrevista a la que hago referencia esta en línea en la siguiente dirección: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/03/05/babelia/1425576720_345829.html

“Rousseau y la natural bondad del ser humano” Brevisimo apunte

Hubo un tiempo en el que la razón de los hombres no atendía los sentimientos humanos y analizaba de manera fría su conducta para usarla como dato científico. Autores como el filosofo suizo Jean-Jacques Rousseau sin embargo hicieron una interpretación distinta y sobre todo más desde el lado de la pasión, de la empatía y la simpatía que cualquier ser humano es capaz en cierto momento de demostrar.

rousseau_jean_jacquesCon Rousseau viajamos hacia un plano donde el ser humano debe encontrarse a sí mismo y buscar siempre todas las posibilidades de sentimientos morales de su mundo propio. Debe regresar al estado de naturaleza para poder vivir en si mismo ya que en la sociedad vive fuera de sí alejado de la verdad, en un estado hipócrita y lleno de prejuicios. Atado a una serie de condicionantes que le hacen infeliz donde todo está adornado con falsas expectativas.

conquista_de_america…//… Desde la perspectiva de Rousseau la cultura y la civilización son las que han transformado al hombre primitivo, al salvaje, en un ser corrupto, desconfiado, ambicioso. Los conquistadores europeos, con civilizada ignorancia vieron en los aborígenes que encontraban en sus viajes y colonizaciones, seres bárbaros. Pero eran ellos los bárbaros: los nativos, mucho más cerca del origen de la humanidad, eran inocentes, nobles, gentes libres de malicia. En su Discurso sobre la desigualdad, Rousseau afirma que en estado de naturaleza  “los hombres no conocen el bien del mal, ignoran la malicia”. …//… (Historia del pensamiento social)

Ramón Santos