Los mejores discos de la Historia del Rock y del Pop

Ramón Santos

Quiero dedicar una serie de artículos a discos que considero imprescindibles para el entendimiento de la evolución del Rock y del Pop desde sus comienzos, allá por los años 50. Y es que esta es mi verdadera inquietud cultural y profesional, indagar en todo lo concerniente a la evolución de la música contemporánea, con sus derivaciones, añadidos e influencias. Una historia que como todas, va ligada a otras historias, la política, la social y la económica. Estos artículos forman parte de mis programas emitidos en radio y son también base documental para un trabajo posterior que estoy preparando. La serie que presento, son breves reseñas escogidas un poco al azar, es decir, que no tienen un orden cronológico. Espero que os agrade.

Durante el proceso de grabación de este sexto trabajo en disco de la banda británica se produjeron ciertas tiranteces entre especialmente dos de sus componentes; Roger Hodgson y Rick Davies. Uno de los asuntos de estas disputas fue el del nombre del trabajo. Había dos títulos donde elegir, “Hello stranger” y el que seria el definitivo “Desayuno en América”.

El álbum nada más salir al mercado, un 29 de marzo del 79, consiguió importantes puestos en diferentes listas incluidas las de Noruega y Australia. Tan solo en los Estados Unidos se vendieron en su primera edición cuatro millones de copias. Se afirma que aquí en nuestro país uno de cada 25 hogares españoles tiene este disco.

Debemos hacer especial mención a la portada del disco diseñada por el artista Mike Doud quien consiguió por esta portada un premio Grammy en el 79. En dicha portada, para los que no la conozca, aparecen en primer plano una camarera en pose de Estatua de la Libertad. Ella es la actriz americana Kate Murtagh. En su mano derecha porta en lugar de la antorcha de la estatua original un zumo de naranja y en la otra la carta del menú. Tras de ella, al fondo y fabricado con tazas, botellas, platos y cubiertos se puede apreciar una especie de maqueta de Nueva York con las todavía dos Torres Gemelas incluida. Todo esto presidido por un plato con un desayuno típico americano que hace las veces del lugar que ocupa realmente el famoso parque neoyorquino Battery Park. Original todo cuando menos.

Todas las canciones del álbum, diez en total en su primer lanzamiento, fueron compuestas por el dúo Rick y Roger. Las voces se las dividen a medias entre uno y otro autor salvo en el último tema en el que cantan juntos “Child of Vision”.

Este trabajo musical de estudio de la banda fue realizado con el siguiente reparto:

Rick Davies en la voz y teclados
John Helliwell con el saxofón y en los coros
Roger Hodgson en la voz, guitarra y teclados
Bob Siebenberg a la batería
Dougie Thomson al bajo
Y también como músico para la ocasión se contó con Slyde Hyde con el trombón y la tuba.

En 2002 salió une edición especial del disco y en 2010 una edición de lujo con grabaciones de directos realizados en París, Wembley y Miami. En esta edición citada lanzada en dos CD y LP se incluyeron videos y material de promoción.

Para la promoción del disco se lanzaron tres sencillos en el mes de junio del 79 compuestos por las siguientes canciones:

Primer sencillo:

“The Logical Song” en la cara A

“Just Another Nervous Wreck” en la cara B

Segundo single:

“Goodbye Stranger” en la cara A

“Even in the Quietest Moments” en la cara B

Y el tercero:

“Breakfast in America” en la cara A

“Gone Hollywood” en la cara B

Este disco es uno de los mejores de esta banda que supo labrarse su propio camino a base de esfuerzo, dedicación y buen hacer en la música.

Enlace al programa ya emitido con este contenido: http://www.ivoox.com/3380668

Artículo publicado también en: https://www.bebee.com/producer/@jose-ramon-cadiz/seleccion-de-discos-de-la-historia-del-rock-y-del-pop

Anuncios

Estilos clásicos: EL SKIFFLE

El Skiffle es un estilo musical con clara influencia del Folk pero también del Blues, el Jazz y el Country. Una de sus peculiaridades es la básica instrumentación que usaban. La guitarra acústica y el banjo eran las estrellas siempre, pero había otros instrumentos que a veces eran improvisados como el palo de escoba al que se le ataba una cuerda tensada o la tabla de lavar. Peines con papel de seda para hacerlos sonar, arpas judías que se usan con la boca y en ocasiones algún violín también se incorporaba a la fiesta Skiffle.

Glory Skiffle Tramps 1963

Existen ciertas dudas sobre el verdadero origen del Skiffle pero al igual que otros géneros todo indica que fueron los afro americanos de principios del siglo XX los que lo iniciaron. Los primeros grupos de Skiffle eran grupos callejeros que tocaban a cambio de limosnas. Mientras unos hacían la música otro de los componentes pasaba la gorra por entre los transeúntes y así se ganaban la vida. Se dice que la primera vez que se usó la palabra Skiffle en una grabación fue en 1925 con Jimmy O’Bryant and His Chicago Skifflers.

grupo-de-skiffle

El Skiffle tuvo su apogeo durante los años 20 y 30. En los 40 fue decayendo hasta prácticamente desaparecer. Sin embargo, hacia la mitad de los años 50 resurge al otro lado del océano, en Europa y más concretamente en el Reino Unido.


Por su parte el Skiffle británico se mantuvo en expansión hasta la llegada de los años 60 y como precursor del estilo tenemos en ese momento a Lonnie Donegan. Lonnie formó una banda “Lonnie Donegan With His Skiffle Group”. Tocaban Folk y Blues principalmente. Tuvieron mucho éxito y otros grupos comenzaron a imitarles en el camino. De repente surge la fiebre por el Skiffle, cientos, miles de jóvenes se apuntan a aquel sonido atraídos por su aparente sencillez. Son los jóvenes de la clase obrera británica los que forman un movimiento de aficionados en torno al estilo que no exigía tener conocimientos musicales y admitía cualquier tipo de utensilio para hacer música.

The Quarry Men

Los grupos de Skiffle no aspiraban a realizar conciertos en ninguna parte ni tampoco a grabar ningún disco. Simplemente tocaban en cualquier parte, en la calle, en los bares y cafeterías, etc. Lo hacían por diversión y porque estaba de moda hacerlo.
Precisamente de toda ese alud de grupos británicos locos por el Skiffle saldría uno muy destacado; The Quarry Men que luego más tarde se convertirían en los más grandes de la música de todos los tiempos: The Beatles. John Lennon formó The Quarry Men en 1957 a los pocos meses invito a sus filas a Paul Mc Cartney y luego a George Harrison.

Algunos otros destacados hoy músicos echaron su mirada y dieron un guiño al Skiffle en sus comienzos en la música. Gente como Mick Jagger, Jimy Page o Van Morrison por ejemplo. Como grupos actuales podríamos citar a los americanos Wahoo Skiffle Crazies, los británicos The Gutter Brothers o los alemanes Black Bottom Skiffle Group.

Vino y Música

Ramón Santos

A través del vino podemos entrar en un universo de sugestiones con aromas, gustos, sensaciones que puede incluir el sonido como elemento acompañante.

Hay estudios que demuestran la relación que existe entre la música y el vino. En esos estudios llevados a cabo en Reino Unido, los participantes experimentaron cambios dependiendo de la música que estaban escuchando mientras bebían una copa de vino. Eso si, hay que saber elegir y combinar el tipo de música y el vino. Un ejemplo de los estudios citados es que cuando se oía una pieza musical de gran fuerza, si se escuchaba con un vino como el Cabernet Sauvignon, por ejemplo, su sabor se percibía un 60% más potente, rico y robusto que cuando se saboreaba el mismo tipo de vino sin música.

Las investigaciones se basan en la teoría cognitiva que establece que la música estimula áreas específicas de nuestro cerebro para que este responda ante el vino y favorezca su sabor al paladar. Por lo tanto, la interrelación entre los condicionantes sensitivos del sonido y el gusto queda demostrada.

La música amansa a las fieras

Es ya conocido el hecho de que la música es sugestiva para cualquier ser vivo. Podemos recordar que los experimentos con música y su interactividad con los seres vivos siempre han suscitado interés por parte de la comunidad científica. Hay testimonios de ello en prensa escrita fechada a principios del siglo XX donde se habla de pruebas musicales con animales de zoológico. El ser humano, no escapa a ese tipo de sugestión y la música influye incluso en nuestra capacidad de elección.

 

VINOYMUSICA3
Adrián North

Adrián North, director del Departamento de Psicología Aplicada de la Universidad de Edimburgo, realizó una investigación en supermercados en la que demostró que dependiendo de la música ambiente los clientes compraban más un tipo de vino que otro. Por ejemplo si se reproducía música de acordeones la venta de vinos franceses aumentaba y de igual forma si la música ambiental tenia toques bávaros, entonces subía las ventas de vinos de origen alemán. Según esto, ¿influiría la música de pasodoble para vender vino español? Probablemente si.

VINOYMUSICA4
Gianfranco Grisi en una de sus interpretaciones con el Cristalmonio.

El músico Gianfranco Grisi y el periodista especializado en vinos Carlos Delgado tuvieron la iniciativa de crear unos conciertos donde el liquido elemento del vino y las notas musicales de un nuevo instrumento denominado Cristalmonio fueron los protagonistas.

El Cristalmonio consiste en un mueble sobre el que se depositan 47 copas de vino cada una con un nivel diferente de llenado. El músico desliza sus dedos ligeramente humedecidos por los bordes del cristal y esté responde con un sonido limpio y cristalino. No es la primera vez que se experimenta con instrumentos de cristal, ya en 1762 Benjamin Franklin creó el “Glass armonica” y es conocido el uso del cristal en la antigua China para crear música.

VINOYMUSICA5
Imagen de época con el instrumento Glass armonica.

Del binomio entre el vino y la música han surgido hoy en día inspirados conciertos y encuentros dedicados. Como por ejemplo el ciclo de conciertos acústicos en el Museo del Vino de Toro en Zamora “Música Entre Barricas”, el festival de música y cultura del vino “Eno!Festival” en Madrid, Vinyasons, VIJAZZ y Vinya & Art en el Penedès o el Festival “Las Notas del Vino” de Valdepeñas son algunos claros eventos de esta combinación para los sentidos.

En estos casos, no son citas musicales para buscar influenciarnos en nada. Son simplemente encuentros donde la música es la protagonista de la singular unión entre la cultura del vino y la cultura de la música, una mezcla perfecta que nos ayuda a vivir la vida con más intensidad, saboreando (nunca mejor dicho) los momentos con una copa de vino en la mano.

Yo por mi parte me voy a permitir brindar con una copa de uno de los caldos nacidos en tierras chiclaneras que ha tenido incluso una distinción Parker. Saboreo una copa de Palo Cortado seco de Bodegas Manuel Guerra mientras me dejo llevar por el magistral Adagio de Albinoni. Todo un deleite para nuestros sentidos. ¡A vuestra salud!

 

 

Música para camaleones

Truman Capote en el prefacio de su libro “Música para camaleones” escribe esta serie de frases que a mi entender le definen en su relación con el mundo literario.

[…] Entonces, un día comencé a escribir, sin saber que me había encadenado de por vida a un noble pero también implacable amo.

[…] Cuando Dios le entrega a uno un don, también le da un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse.

[…] Un escritor debería tener todos sus colores y capacidades disponibles en la misma paleta para mezclarlos y, en casos apropiados, para aplicarlos simultáneamente.

Truman Capote, Anagrama, ed. XI 2008.

Este es un fragmento del libro de una de las piezas iniciales que lo componen:

“Estaba de pie junto a la chimenea de la biblioteca, en el segundo piso, cuando oyó los pasos de su marido por la escalera. Adoptó una postura llena de gracia, seductora, como la habitación misma, una insólita estancia octogonal con paredes barnizas de color canela, el suelo esmaltado de amarillo, estanterías de cobre (idea tomada de Billy Baldwin), dos enormes ramas de orquídeas pardas colocadas en jarrones chinos de color ambarino, un caballo de Marino Marini erguido en un rincón, un Gauguin de los mares del Sur sobre la repisa de la chimenea y un fuego delicado palpitando en el hogar. Las ventanas del balcón ofrecían el panorama de un jardín en sombras, nieve llevada por el viento y remolcadores iluminados que flotaban como faroles en el río Este. Frente a la chimenea, había un voluptuoso sofá tapizado en terciopelo de color café, y delante de él, sobre una mesa barnizada con el mismo amarillo del suelo, un cubo de plata lleno de hielo; y dentro del cubo, una botella rebosante de rojo vodka ruso aderezado con pimienta”.

Música para camaleones, Truman Capote, Ed. Compactos-Anagrama, p.45

 

La Historia del Rock Andaluz

Por Ramón Santos

A finales de los 60 y llegada la década de los 70 los grupos españoles miraban con entusiasmo lo que se hacia fuera de nuestras fronteras. Eran grupos de Rock progresivo que querían imitar a las grandes bandas americanas e inglesas. Hurgando en detalles de aquellos días en la música y el género que nos ocupa, encontramos al músico español Sabicas que grabaría un disco junto su colega guitarrista norteamericano Joe Beck al trabajo le dieron por nombre “Rock encounter”, era 1966.

Hablar de este trabajo musical es hablar de los verdaderos orígenes del Rock Andaluz. En sus pistas, ocho en total juegan Joe y Sabicas con sus guitarras a la limón. Es un demostración en conjunto de cada estilo por parte de cada músico, toques de Sabica a los que le sigue Beck y luego el grupo Rock. En muchos momentos la fusión existe y surgen temas como “Flamenco Rock”. Sin embargo no se interpreta este trabajo como el primero en el género del Rock Andaluz, más bien el indicador e inspirador de la corriente musical en que derivo con otras bandas y músicos.

Iniciamos nuestra singladura por este mar de la música entrando en aguas donde comenzaba a reinar el Rock Andaluz. Y hablamos del maestro Sabicas que grabaría un disco junto a su colega norteamericano Joe Beck. “Rock encounter” es su titulo, era el año 1966. Por aquellas fechas no era tan extraño que algunos músicos quisieran coquetear con otros géneros, sobre todo el Jazz pero también el Flamenco. Los principales músicos fueron en este álbum: Sabicas con la guitarra flamenca, Joe Beck en la guitarra eléctrica, Tony Levin de los King Crimson al bajo,Warren Bernhardt en el órgano y al piano y Donald McDonald a la batería.

Agustín Castellón “Sabicas” era pamplones y es considerado en el mundo del flamenco uno de los más grandes maestros. Ambos músicos no sabían exactamente en el momento de la concepción de este trabajo las repercusiones que en un futuro tendrían para otras generaciones de la música. El disco, editado por la firma Polydor, en sí no tuvo gran aceptación en el mercado aunque el propio Sabicas llego a afirmar públicamente que lo había realizado por cuestiones comerciales.

A finales de los años 60 parte de la juventud española buscaba nuevos horizontes en sus vidas. No se conformaban con lo que la sociedad les ofrecía. La eterna búsqueda de la libertad. Grupos como Smash y Gong, ambos sevillanos,  y su música de Rock progresivo eran el centro de atención en aquel sentimiento de underground de muchos de aquellos jóvenes. Estamos justo en el momento en el que todavía no pasaba por la mente de aquellos jóvenes músicos la idea de un Rock con raíces, un Rock único y diferente…

A estos dos grupos se les considera verdaderos pioneros de aquel movimiento que representaba a toda una generación. Los dos grupos desaparecerían del panorama a principios de los 70. Sin embargo habían estado en el candelero el tiempo suficiente como para sembrar la semilla de lo que sería el luego llamado Rock Andaluz. Seria desde ahí el momento para una larga lista de grupos que dieron vida y maduraron esa forma de hacer música.

Triana, Cai, Alameda, Guadalquivir, Cal, Manglis, Gualberto, Imán Califato Independiente, Medina Azahara, Zaguán, Vega, Veneno, Formas… De todos ellos hablaremos en nuestros próximos encuentros. Volviendo a los primeros de la lista en el género quiero destacar un manifiesto que en su día escribió y publico Smash. Su titulo es “Manifiesto de lo borde”. Es necesario leerlo y entenderlo para acercarnos a la verdadera esencia del nacimiento del Rock Andaluz.

Cosmogonía de la estética de lo borde:

  • Hombres de las praderas (Dylan, Hendrix, Jagger…)
  • Hombres de las montañas (Manson, Hitler…)
  • Hombres de las cuevas lúgubres (funcionarios)
  • Hombres de las cuevas suntuosas (presidentes de consejos de administración, grandes mercaderes)

– Los hombres de las praderas son los únicos que están en el rollo y que han salido del huevo. Sus carnets de identidad son sus caritas.

– Los hombres de las montañas se enrollan por el palo de la violencia y la marcha física.

– Los hombres de las cuevas lúgubres se enrollan por el palo del dogma y te suelen dar la vara chunga.

– Los hombres de las cuevas suntuosas se enrollan por el palo del dinero y del roneo.

– No se puede hacer música en las cuevas del infortunio; hay que abrirse hacia las praderas.

– Las relaciones hombre de las praderas-mercader de las cuevas suntuosas son siempre de sado-masoquismo.

– Sólo se puede vivir tortilleando.

  1. No se trata de hacer “flamenco-pop” ni “blues aflamencado”, sino de corromperse por derecho.
  2. Sólo puede uno corromperse por el palo de la belleza.

III. Imagínate a Bob Dylan en un cuarto, con una botella de Tío Pepe, Diego el del Gastor, a la guitarra, y la Fernanda y la Bernarda de Utrera haciendo el compás, y dile: canta ahora tus canciones. ¿Qué le entraría a Dylan por ese cuerpecito? Pues lo mismo que a Manuel [Molina] cuando empieza a cantar por bulerías con sonido eléctrico:

“Aunque digan lo contrario,

yo sé bien que esto es la guerra,

puñalaítas de muerte

me darían si pudieran”.

Ya se ha dicho que existían muchos grupos españoles que seguían de cerca todo lo que ocurría en la música fuera de nuestras fronteras, ellos deseaban hacer lo mismo. Sobre todo en el plano del Rock progresivo. En Andalucía estaban liderando esa corriente los grupos Smash y Gong al principio, en Barcelona estaba la banda Máquina!. Nosotros seguiremos profundizando con las dos primeras por cuanto y cuando son los referentes directos del Rock Andaluz y su historia

Los discos de bandas como Pink Floyd, Frank Zappa y otros del Rock progresivo del momento llegaban a las manos de muchos jóvenes sevillanos y gaditanos que formaban parte de los ambientes underground.

Eran Lps de vinilo con todos los textos en ingles ya que en nuestro país aun no se habían publicado ninguno y algunos tardarían años en hacerlo. La procedencia principalmente eran las bases militares, Morón y Rota por ejemplo. Gonzalo García-Pelayo, productor y en aquellos días locutor pero sobre todo entusiasta de aquella música que venía de fuera era uno de los que se proporcionaba los discos para sí mismo y luego compartía con sus amigos. Gonzalo ha sido siempre un gran defensor del Rock Andaluz, en 1974 fundó el sello Gong del que saldrían tantos grupos para el género. Ya en sus primeros programas de radio dedicaba espacios a buscar en la música flamenca y su relación con el Blues. Lo hizo con programas como “Raíces” en Popular FM.

Negros y gitanos somos todos hermanos” era una frase muy popular en los ambientes del underground por aquellos primeros años 70. Eran tiempos difíciles para desarrollar las libertades que deseaban los jóvenes de entonces. Tiempos en los que te podían pedir la documentación por el mero hecho de llevar pelo largo. Llevar melena y ser varón en los 60 y 70 era problemático ciertamente. Te exponías a insultos y desprecios allá donde entraras o por donde pasearas. Era signo de malos hábitos y no buenas intenciones. Sin embargo muchos jóvenes se enfrentaron a todo eso y la música fue su inseparable compañera de viaje.

La historia de Smash y Gong

Ambas formaciones se iniciaron a finales de los 60 y las dos desaparecerían a principios de los 70. Duraron poco en el panorama pero dejaron la semilla de lo que luego sería el Rock Andaluz. Comencemos con Smash. El músico Gonzalo García ex componente de la banda Los Murciélagos, comienza en Sevilla a buscar músicos que quieran formar un grupo. Tras varios intentos de búsqueda al fin consigue la participación de Julio Matito que se encargaría del bajo y voz cantante y de Antonio Rodríguez que tocaría la batería. Con esta formación inicial comienza su singladura el grupo con el nombre de Smash.

El primer trabajo en disco del grupo salió en 1969 a través de un pequeño sello que confió en ellos llamado Diábolo. Sacaron dos singles con los temas “Scoutting / Sonetto”  y “Scoutting / Ensayo Nº1”. Ya estrenada la década d los 70, firman por la casa discográfica Phillips y con ella lanzan su primer álbum “Glorieta de los Lotos”. Pero la banda no se siente cómoda con la discográfica que le exigía temas comerciales acordes con el momento. Smash no está por la labor y surgen las tensiones. Sin embargo graban el álbum “Esta Vez Venimos a Golpear”. El manager Ricardo Pachón ha puesto su mirada en el guitarrista y cantaor Manuel Molina cree que puede servir al proyecto de Rock y Flamenco de Smash. Manuel finalmente accede y empiezan los grandes cambios. Smash grabaría en Barcelona sus primeros temas comerciales que a la postre le darían fama en todo el territorio. En el mismo 1971 después de terminar con Phillips lanzan el single: “El Garrotín / Tangos de Ketama”.

Volviendo a los orígenes básicos debemos nombrar a grupos como Los Ceros, Intocables, Los Plesleterians, Los Soñadores etc. En Sevilla en aquellos años se hablaba de ellos y también se escuchaban emisiones de radio dedicadas a esa música que llegaba del exterior y que gracias a unos jóvenes intrépidos y llenos de ganas por descubrir y compartir hacían sonar a través de Radio Vida.

El propio Gualberto en unas declaraciones suyas afirma que si bien se mira hacia Smash y Gong como grupos pioneros del Rock Andaluz en realidad todo surgió gracias al gran abanico de grupos y solistas que en aquellos momentos intentaban cada cual aportar lo suyo. La magia estaba no solo en Smash o Gong, estaba también en Simun, Storm, Imán, Cai, Marcos Mantero, Los Increíbles, Jesús de la Rosa, Enrique el Cabeza, Miguel Lobato, Mane, Silvio y muchos otros, grupos y solistas. Dijo Gualberto; “Cada uno en su momento, todos somos parte de la misma historia, historia hecha solamente con música y duende.”

Se cuenta que en cierta ocasión los Smash fueron contratados para actuar en el Parque de Atracciones de Madrid. Aquel lugar era lo máximo en asuntos de espectáculos de la época. El regidor y presentador de escenario eraTorrebruno y al parecer a este no les gustaba mucho la banda que debía presentar. En el momento de su actuación había lleno completo, la mayoría eran jóvenes que buscaban esa nueva música que magistralmente sabía interpretar Smash. Los aplausos eran continuos, el público disfruto plenamente e incluso al final pidieron bises. El presentador  quería parar ya la actuación aludiendo que se habían pasado en el tiempo permitido pero Smash continuaba pues el público seguía disfrutando. Finalmente Torrebruno desenchufo, literalmente, el escenario se quedo sin electricidad. Fue el momento en el que Silvio sentado a la batería interpreto un solo muy largo, la gente aplaudía, a Silvio le iban quitando los tambores los acomodadores hasta que se quedo solo. Según Javier García-Pelayo en la obra “El Viaje Madrileño” el verdadero final fue cuando Silvio se tiro al agua del estanque y otros del público le siguieron. Fue un momento para no olvidar.

Poco después de aquello la banda se presentaría al Festival de Grupos del Estrecho en Algeciras y allí conocerían a Henrik Liegbott. Por cierto que el primer premio de aquel festival se lo llevo Smash. Serian los temas “Scouting” y “Sonetto” los primeros temas que Smash grabaría con el sello Diabolo, era 1969. El single no tuvo toda la promoción y tirada que el grupo hubiera deseado y la cosa se quedo en un intento de llegar al gran mercado. En el tema “Scouting” encontramos el sonido del violín del recién incorporado Henrik Liegbott y en “Sonetto” la mezcla entre la guitarra española y el violín. Esta ultima formula la volverían a repetir en otros temas suyos. Por aquellos días Gualberto se había ido a Estados Unidos para presenciar en primera fila (es un modo de hablar) el festival de Woodstock. Y de allí volvió con bastante información adquirida y un curioso instrumento llamado Sitar que había visto tocar a Ravy Shankar en aquel festival americano. La música del Sitar se incorpora con Gualberto a Smash.

Los siguientes temas que grabaron fueron “I left you” y “One hopeless whisper” y lo hicieron ya con el sello Phillips con quien firmaron su siguiente contrato con la esperanza de conquistar el mercado. Después llegaría “Decision” un tema con toques Country y cercano a lo que hacían los Beatles por aquellas fechas. En el single acompañaba a este tema de 1970 la canción “Look at the  rainbow”. Aquí se escucha perfectamente y por vez primera,  ese Sitar de Gualberto. El primer Lp completo de la banda saldría en otoño del 70 y se llamo “Glorieta de los Lotos”.

El primer disco LP de Smash sale a la calle en otoño del 70 como ya apuntamos anteriormente. “Glorieta de los Lotos” es el título que le ponen haciendo referencia clara y directa a un lugar dentro del famoso parque sevillano de María Luisa en el que se solía reunir muchos jóvenes de la época para hablar de sus inquietudes. Psicodelia, blues añejo, pop, rock… de todo un poco pero siempre buscando esos nuevos horizontes en la música. El disco es totalmente revolucionario y casi podría decirse de él que parecía no haber estado grabado en España por gente de aquí. Desgraciadamente la industria del disco en nuestro país por aquel entonces no estaba muy por la labor de cosas tan innovadoras.

Analicemos un poco este disco. En el plano de lo psicodélico tenemos temas como “Ottenos” (Sonetos, al revés, otro de sus canciones). Una pieza expuesta al revés imposible de escuchar en los 70 como se grabo teniendo en cuenta la época cuando la mayoría de los reproductores caseros comercializados no tenían la tecnología de hoy para cambiar dirección de audio, por ejemplo. Todo lo más era intentar hacerlo sonar derecha a base de arrastrar manualmente el vinilo con cuidado de no perder la velocidad adecuada. Aquí lo escuchamos de las dos formas. Cuando se elimina el reverso podemos descubrir una bella melodía con coros incluidos y donde la guitarra y el violín son además protagonistas sonoros. Con el tema “Nazarin again” escuchamos, si cerramos los ojos al mismísimo Bob Dylan y su Folk…

En “Love Millonaire” nos podemos deleitar con sonidos más cercanos al pop. Con coros y armonías conseguidas. Si seguimos con el análisis de algunos de los temas del álbum de Smash “Glorieta de los lotos” nos encontramos con temas como “Rock and Roll” donde antes de sonar el tema en sí, se puede escuchar a los componentes del grupo hablando entre ellos, decidiendo las terminaciones en los ensayos. Resulta cuando menos diferente y curioso además de extraño. Con una portada donde aparecen Henrik, Julio y Antonio en un collage en blanco y negro y las letras de “Smash” en color, sale a la calle el Lp. Desafortunadamente corrían tiempos en los que la industria del disco en nuestro país dejaba mucho que desear a la hora de apostar por cosas nuevas. El trabajo no consiguió la promoción adecuada y quedo relegado casi al olvido a no ser por los seguidores acérrimos al género progresivo español.

Eran tiempos de programas televisivos como “Musical Express” o la revista “Triunfo”, en ambos soportes se le dedicaba aunque fuera de manera corta, un tiempo al rock progresivo de nuestro país. Nombres de bandas como Maquina! o Evolution, y de cantautores como Pau Riba entre otros hacían acto de presencia en los espacios de información musical de una España que una vez entrada la nueva década de los 70 comenzaría a percibir una cierta brisa de libertades futuras pues serian los últimos años de la dictadura. Era el momento en el que surgen ideas y pensamientos como el ya citado al principio de nuestra singladura “Manifiesto de lo borde”. Hablar del Rock Andaluz es hablar de la figura de Gualberto.

Hablar del Rock Andaluz es hablar de la figura de Gualberto y de los grupos Nuevos Tiempos y Green Piano.

Nuevos Tiempos eran Jesús de la Rosa encargado de la voz cantante, Rafael Marinelli en los teclados, Miguel Lobato con las guitarras, Manolo Rosa al bajo y Antonio Tacita en la batería. Alameda o Triana seria el futuro de alguno de ellos. También es destacable la presencia como colaborador de Gualberto en algunos de sus temas, escasos por desgracia. De su repertorio nos queda deleitarnos con los temas “Cansado me encontré”, “Sitting in my old way of home” y “When I try to find the right time”.

Green Piano eran Manolo Martínez en las guitarras, Toño Moreno al bajo, José Martínez a la batería y Marco con armónica y voz. De ellos aun hay menos material sonoro desafortunadamente, como ya apuntamos con anterioridad, la industria musical en España por aquellas fechas no apostaba por el Rock Progresivo y buscaba cosas más comerciales para sus beneficios económicos. Green Piano nos dejo las piezas “Blues adventure” y “Strange ways”.

Destacable la labor de la discográfica catalana Els 4 Vents creada por Àngel Fàbregas. De ella surgirían subsellos como Diabolo, gracias a esta iniciativa de Fàbregas hoy podemos compartir estas piezas musicales de estos grupos pioneros. Fue de las contadas discográficas que grabaron y por tanto confiaron en aquellos grupos. Muchos coinciden en que su obra y labor fue bandera del Rock Progresivo en nuestro suelo e igualmente sin embargo en que nunca se le ha reconocido como realmente se lo mereció.

En 1978 se edita un doble Lp donde se incluirían estos temas citados de Green Piano y Nuevos Tiempos además de un surtido de Smash y Gong. Gualberto por su parte incluyo una selección de sus primeros trabajos. Con “Flying in the sky” o “Behind the stars” entre otros temas suyos. Este doble álbum fue catalogado especialmente para coleccionistas.

Gualberto

Para este músico sevillano la música lo era todo. Cuando regreso de los Estados Unidos donde estuvo por un tiempo, vino acompañado por otros dos colegas, Arthur Volh y Todd Purcell. Con ellos crearía su primer álbum “A la vida y el dolor” era el año 1975. De aquel trabajo surgen temas excelentes y en él, como no se deja acompañar por el sonido de su Sitar en algunos de los pasajes. Un trabajo donde se deja entrever el futuro del Rock Andaluz aun sin denominación publica. “Canción de las gaviotas” “Canción del Arco Iris” “Terraplén” con la voz en el cante de Morente o el tema dedicado al propio Jimi Hendrix “Tarantos” terminando con “Dialogo interior” son obras únicas de aquel disco. A Gualberto le gusta viajar para descubrir y seguir aprendiendo de otros horizontes culturales y musicales. Establece paradas en Holanda y Francia y en 1978 regresa a España para grabar el disco “Otros días”. Un trabajo de música de cámara realizado con músicos de la Orquesta Nacional.

Poco después Gualberto en su afán por seguir experimentando en la música fusiona totalmente el flamenco con el sonido peculiar de su Sitar. Dos culturas bien alejadas, Asia y Occidente. Lo indio con el flamenco. Gualberto no quiere cambiar un ápice de esa musicalidad e intenta unirlas de forma pura. El álbum “Vericuetos” del año 1976 es una obra llena de matices, todo instrumental. En el le acompañan Arthur Wolh con el violín, Antonio Díaz al bajo, Marcos Mantero en los teclados y Tico Balanza en la batería.

Más tarde vendría el disco “Gualberto y Agujetas” con un total de seis temas donde funde con hábil maestría los sonidos flamencos con el sonido del sitar.

Gualberto trabaja en los 80 como productor, arreglista y asesor musical en ColumbiaRecords.Al final de los 80 precisamente conseguiría montar su propio estudio de grabación desde el que saldrían trabajos también para la televisión y el cine. Entrados los años 90 Gualberto se decide y vuelve a la escena musical como intérprete y saca su álbum “Sin comentario”. Gualberto García ha sido siempre una persona muy inquieta en la música que ha buscado y encontrado y al final siempre ha terminado compartiéndolo con todos. No es el inventor del Rock Andaluz pero si uno de sus grandes padres. Recordemos que el nacimiento del nuevo estilo en la música fue debido al aporte de todos.

Tenemos también que hacer mención al grupo sevillano The Storm que si bien nacen con intención de etiquetarse como gente del Rock Duro, también se les incluyo en la nomina de Rock Andaluz más electrizante claro está, sobre todo a partir de su segunda etapa como grupo. Comienzan con la formación Ángel y Diego Ruiz Geniz con la guitarra y batería respectivamente, Luis Genil en el órgano y José Torres en el bajo y voz. Haciendo algo de repaso, en nuestra lista tenemos entonces ya varios nombres significativos que forman parte de los primeros instantes del nacimiento del Rock Andaluz. La lista queda como sigue: Smash, Gong, Gualberto, Nuevos Tiempos, Green Piano y The Storm. ¿Qué tal si vamos incorporando nuevos elementos a la lista? Los primeros grupos en afianzarse con el estilo sobre mediados de los 70 serian Tartessos, Taranto´s, Flamenco, Triana o Goma.

Los primeros grupos en afianzarse con el estilo sobre mediados de los 70 serian Tartessos, Taranto´s, Flamenco, Triana o Goma.

Tartessos

Proveniente del grupo Gong el teclista y vocalista Manolo Marinelli es alma matter de Tartessos junto a Pepe Roca con la flauta, guitarra y voz, José Barros  a la guitarra y percusión, Eliseo Alfonso  con el bajo y Antonio Moreno en la batería. Su primer y único Lp llegaría en 1975 con el título de “Tiempo Muerto” grabado con la discográfica Philips. La banda tendría una segunda formación compuesta por: Pepe Roca – guitarra y voz, Pepe Barros – guitarra y voz, Manuel Marinelli – teclados, Eliseo Alfonso – bajo y Antonio Tacita – batería.

Flamenco

Los hermanos José Luis a la  voz y Manolo Garrido en la guitarra y sintetizador forman esta banda pionera del Rock andaluz. A ellos se les unen Manolo Rosa de Gong con el bajo y Antonio Rodríguez de Smash con la batería. En 1972 firman con la discográfica Ariola y un año después sacan su tremendo álbum homónimo del que destacar temas como la versión de “Anda jaleo” o la pieza original de Paco de Lucia “El padre santo de Roma”.

Triana

Triana se forma gracias a Eduardo Rodríguez Rodway, Juan José Palacios -Tele- y Jesús de la Rosa. El productor  Gonzalo García Pelayo apuesta por ellos en un momento difícil para la música y consiguen grabar en el sello Gong su primer disco homónimo pero más bien conocido como “El patio”. Los siete temas que contiene el trabajo se convertirían en leyenda del Rock Andaluz. Abre la puerta    , Sé de un lugar, Todo es de color, Luminosa mañana, Diálogo, En el lago y Recuerdos de una noche. Es el principio de una gran banda de nuestra tierra que influencio en otras muchas formaciones del género.

Goma

Otro grupo pionero fue Goma con Pepe Sánchez al saxo, Manolo Rodríguez con la guitarra, (luego se marcharía al grupo Imán), Alberto Toribio en los teclados, Pepe Lagares al bajo y Antonio Smash. En 1975 publicaron con el sello Gong su único disco “14 de abril” en el que participo a modo de colaboración Manuel Molina (de Lole y Manuel).

Continuando con el recorrido e intentando hacerlo lo más cronológico posible, nos encontramos con las siguientes bandas; Simun, Azahar, Imán, Vega, Veneno, Formas, Manglis, Cai, Guadalquivir, Mezquita, Medina Azahara, Alameda, Fragua, Cal, Zaguán, Esfinge y Arábiga. He aquí una breve reseña de cada uno de ellos.

Simun

A principios de los 70 Nono Ábalo junto a otros amigos siguen con gran entusiasmo la música de grupos como Cream o John Mayall. Junto a Antonio Reguera, Manolo Martínez y Nono Sevilla termina por formar Simun con un sonido de blues eléctrico poco habitual en esta zona. Con Movieplay editan un single en Madrid y ahí se queda todo ya que alguno de sus componentes no ven claro un futuro en la música y deciden volver a Cádiz donde termina su singladura en 1971.

Azahar

La banda nace en los madriles sobre 1976. El haber incluido en sus repertorios ciertos ambientes de corte aravico le catalogaron por muchos sectores críticos en la zona del Rock Andaluz. Pero Azahar hace Rock sinfónico al estilo de Mike Oldfield. Sus componentes eran el egipcio Dick Zappala a la voz, Antonio Valls en las guitarras y mandolina, Gustavo Ros a los teclados y Jorge Flaco-Barral al bajo y percusión. En 1977 graban su disco “Elixir” con la producción de Gonzalo García Pelayo en el sello Movieplay.

Imán Califato Independiente

En Madrid a mitad de los 70 se reúnen varios jóvenes con un único objetivo, crear una banda con un tipo de música muy concreta. Eran Iñaki Egaña, bajista, el guitarrista sevillano Manuel Rodríguez, que provenía del grupo  Goma y el batería gaditano Kiko Guerrero.

Para hacer realidad sus deseos se concentran en un lugar llamado Camino del Águila, cerca del Puerto de Santa María allí se les uniría en la aventura el teclista Marcos Montero. Teddy Bautista les produce en 1978 con el sello CBS su primer Lp de titulo homónimo al de la banda. Su estilo progresivo logra penetrar en los circuitos de la música en España y su camino va en escalada hacia la cima. En 1980 llegaría su otra obra “Camino del Águila” aunque esta vez se muestran más psicodélicos que progresivos. Lástima que después de aquello deciden terminar su singladura.

Vamos en busca de nuestros últimos protagonistas en esta parada dedicada en especial al Rock Andaluz y sus orígenes. Son en nuestra escala cronológica los que culminan este pasaje realizado a este estilo en la música que aun hoy sigue vigente gracias a algunos de estos grupos.

 Vega

Liderada por el guitarrista Tomas Vega la banda surge en Madrid con un buen Jazz Rock y se adentra en el Rock Andaluz. En 1977 graban su álbum “Andaluza”. Tomas siempre se dejo acompañar por muchos músicos a modo de colaboraciones en directos y en las grabaciones pero siempre estuvieron con el Iñaki Egaña al bajo y  Luis Delgado en la guitarra y teclados.

Veneno

La banda Veneno surge podría decirse después de que un tal José Miguel San Feliu viajara a los Estados Unidos donde se dio cuenta que la unión del Rock y el Flamenco era posible si acudíamos al espíritu de ambos estilos musicales. José Miguel es Kiko Veneno. Ya de regreso se reúne con Raimundo y Rafael Amador y comienzan las sesiones de estudio ensayando una y otra vez las mezclas de las dos fuentes musicales. De todo aquello sale el Lp “Veneno”, era 1977 y fue editado por el sello CBS.

Formas

Nace en la localidad sevillana de Brenes en 1977. Sin embargo no es hasta 1981 cuando logran grabar un disco a través del sello sevillano Surcosur. Lo llamarían “Largos sueños”. Su formación inicial fue con Sebastián Gaona en la voz, Manuel López a la guitarra, Francisco García al bajo, Antonio Regás con la batería y José Manuel Blanco con los teclados.

Manglis

El guitarrista sevillano Luis Cobo es Manglis. En 1978 forma el grupo Guadalquivir pero en solitario realizaría también interesantes trabajos. Trabaja con Triana y se consolida como un buen músico guitarrista y arreglista en la década de los 80. Su álbum en solitario “Escalera al cielo” de 1981 está alejado del Rock Andaluz pero en él se refleja su talento.

Cai

La banda es ideada por Sebastián Domínguez (luego mejor conocido como Chano Domínguez). Le siguen en el proyecto Paco Delgado con la guitarra, Diego Fopi – Fopiani en la voz y batería y José Laureano Vélez-Gómez al bajo. El destino quizás fuera quien produjo el encuentro de estos músicos con un productor argentino llamado Alberto Núñez y poco después graban en 1978 su álbum “Mas allá de nuestras mentes diminutas” con el sello Trova. Sin embargo seria con el productor Javier García Pelayo con quien se darían a conocer fuera de nuestra Andalucía y con canciones como “Noche Abierta” y “Soñé contigo”.

Guadalquivir

Los guitarristas Luis Cobo –Manglis- y Andrés Olaegui son los “culpables” del nacimiento de esta banda. En 1978 logran cumplir su objetivo después de varios intentos en vano. Se unen Pedro Ontiveros en el saxo y flauta, Larry Martin a la batería y Jaime Casado con el bajo. Debutaron en un festival ante siete mil personas junto a grupos ya aventajados en el Rock Andaluz como Triana, Imán Califato Independiente o The Storm. Después de aquello fueron invitados a participar en una gira organizada por Miguel Ríos y poco a poco logran abrirse un hueco notable en el panorama del Rock Andaluz.

Mezquita

En un lugar cercano a la Mezquita cordobesa solían ensayar sobre 1978 los componentes de esta banda que entonces estaba formada por Randy López  al bajo y cantante, José Rafael García a la guitarra y segunda voz, Paco -Roscka- López en el sintetizador y piano y Rafael Zorrilla con la batería. Su primer Lp aparece en 1979 con el nombre de “Recuerdos de mi tierra” fue lanzado con el sello Chapa. Uno de los elementos singulares del grupo fue que no se parecían a ninguna de las bandas reinantes en el estilo. Mezquita tenía su propia firma dentro del Rock Andaluz.

Medina Azahara

Córdoba vio nacer esta banda cuyos primeros músicos fueron Manuel Martínez como vocalista, Pablo Rabadán a los teclados, Manuel S. Molina al bajo, José Antonio Molina en la batería y Miguel Galán a la guitarra. Entre agosto y septiembre del 79 graban su primer disco con canciones compuestas por todos los miembros de la banda. El trabajo fue un rotundo éxito y con el llevaron a cabo una apoteósica gira donde tuvieron oportunidad de demostrar su saber hacer y personalidad musical.

Alameda

Alameda la componen cantante y guitarra Pepe Roca, los teclados son de Manolo Marinelli, después aparecería su hermano Rafael. Estaba también presente Antonio Moreno –Tacita- y al bajo estaba Manolo Rosa. Poco después vendría Luis Moreno Salguero para encargarse de la batería y percusión. Con la discográfica Epic y CBS graban su álbum de titulo homónimo en 1979. Temas como “Amanecer en el puerto” y “Aires de la alameda” se convertirían en grandes éxitos del grupo desde entonces.

Fragua

La banda sigue la estela de Triana y Alameda aunque más de los segundos que de los primeros. Con los arreglos y dirección musical de Jesús Gluck y la producción de José Blas Vega sacan un disco en 1979 con su propio nombre y temas compuestos por Juan Correa y Rafael Rabay.

Cal

Alberto Toribio en el Piano Acústico, mellotrón, sintetizador, piano eléctrico y voz, Pepe Fernández a la Guitarra y voz, Paco Muñoz al Bajo y voz solista y Juanjo Muñoz con la Batería y voz también son CAL.

Alberto tenía la experiencia adquirida con el grupo Goma al que había pertenecido. Es otra de esas bandas que nace animada por el frenético movimiento que tenían otras bandas del género en el panorama. Su álbum “Cal” de 1980 con temas como “Mujer del sur” logran abrirles puertas.

Zaguán

El festival Esparrago Rock les vio nacer sobre sus tablas. Salieron a la palestra sobre finales de los 90. Su primer trabajo homónimo con el sello Garpel cosecho grandes éxitos y buenas expectativas de futuro. Podría afirmarse que son una generación del Rock Andaluz heredera del género por derecho propio.

Zaguán son Armando Gómez en la batería, Alfonso Vidal de Torres en el bajo, José A. Mazo “Gori” con la Guitarra Flamenca, Rafa Carrique en la Guitarra Eléctrica y Miguel A. Gómez Voz principal y teclados.

Esfinge

Granada les vio cultivarse como banda de Rock Andaluz. Sus componentes iniciales fueron: Raúl Marqués a la Batería y percusión, Luis Fernández con el Bajo, Ramón Martín en la Guitarra, Alfonso Hervás en la Guitarra, Alejandro Callejón Martín con la Voz y en coros y finalmente Virve a los Teclados.  Nacen en 1997 como un grupo revelador del momento. Su fuerte es el directo y forman parte indiscutible de esa nueva generación del Rock Andaluz y progresivo. En el año 2000 sacaron su disco “Viento de los recuerdos”.

Arábiga

Corría 2007 cuando antiguos componentes de bandas del género andaluz deciden montar una nueva con aires de hoy. Así surge Arábiga gracias a Mario J. Alcántara y José Pino a os que se les uniría Raúl Torrico Sánchez al bajo y Juan José Benítez Cadena a la voz. En 2008 auto producen sus propio trabajo discográfico “La leonera estudio” con un total de 15 temas en el. Junto con Esfinge y Zaguán son la nueva savia de los últimos años en materia de Rock Andaluz.

RS/2016

Testos extraidos de mi Blog: “agendatodorock.wordpress.com

Ver galería de fotos