TENDENCIAS

Ramón Santos

El uso de las redes sociales como fuente de información crece deprisa, los ingresos por publicidad están cambiando y evolucionando hacia otras formas y lugares y el móvil se está convirtiendo en la primera opción para acceder a contenidos informativos de todo tipo. J. Alberto García Avilés determina en su artículo publicado en el portal medium.com que existen ocho gráficos o claves para poder comprender qué está pasando en el panorama periodístico y su relación con internet, él los desglosa así:

1. La economía de la atención.
2. El imparable crecimiento de las redes sociales como fuente informativa.
3. La relevancia del papel se difumina.
4. La reinvención de los medios impresos.
5. Se disparan los ingresos publicitarios de los gigantes de internet.
6. Las preferencias de los usuarios por el móvil ante el ordenador.
7. La preferencia por contenidos más extensos.
8. El video como formato del futuro predominante en la red.

Si analizamos todos estos puntos podemos crear debate y añadir nuevos elementos a la idea global de que el mundo está cambiando y el móvil es y será el amo de nuestras vidas pero también la salvación para muchos negocios siempre que se adapten claro.

Un minuto en Internet

En el transcurso de un minuto en internet se produce una enorme avalancha de datos que circulan velozmente producidos por miles de personas que se conectan sobre todo a través de Facebook y Twitter durante ese minuto de tiempo. Millones de mensajes, millones de horas de video, se leen y se visualizan
en todo el planeta, ¡en tan solo un minuto! No es de extrañar entonces que medios y periodistas compitan en una especie de “guerra” por captar la atención de los esos potenciales usuarios. Avilés lo destaca con datos concretos extraídos de un rosco creado por los influyentes @lorilewis y @OfficiallyChadd, que también acompaño con este artículo a continuación.


“Esto es lo que ocurre durante un minuto en Internet: 900.000 conexiones, 16 millones de texto, 4.1 millones de videos vistos, se descargan 342.000 Apps, en Instagram se realizan 46.200 posts y en Twitter 452.000 tuits…”, algo realmente increíble e impensable hace no mucho tiempo.

Y no solo son los periodistas y los medios en general los que crean información y contenidos en la red. Cada vez más es el propio ciudadano el que genera datos de corte informativo y divulgativo de calidad desde cualquier rincón del planeta. ¿Intrusismo? No quiero ahondar en este momento en ese debate. Pero sí es cierto que existen portales dedicados a este tipo de formato, por así llamarlo, donde se anima a que cualquiera pueda publicar temas de interés para la comunidad. Sitios como por ejemplo medium.com o bebee.com.

 

 

Las redes sociales crecen

 

El crecimiento de las redes sociales es otro de los puntos clave. En este ámbito encontramos un público joven que prefiere informarse a través de ellas. Los medios son conocedores del importante alcance que existe si se está presente en esas redes.

 

 

Un adiós definitivo al papel

 

Lo que muchos no querían que ocurriera, posiblemente suceda en este panorama de nuevas tendencias. Entre los más grandes de la prensa en papel ya se habla de que en un futuro quizás no muy alejado, las tiradas en este formato se limiten a ediciones semanales o quincenales.

 

 

La publicidad manda

 

Son cada vez más los anunciantes que dan el salto a los soportes digitales dejando huecos en las páginas del papel. Los periódicos por tanto, han de amoldarse a esta nueva situación y no perder el tren. Por el momento son combinaciones de los dos formatos, imprescindibles si se quiere sobrevivir a los cambios. Y ya no solo en el plano de lo informativo y divulgativo. También en los sectores económicos se denota esa tendencia hacia los dispositivos electrónicos. Por ejemplo, la inversión de las grandes superficies comerciales en desarrollo digital para la venta online crece deprisa. Gracias a esta tendencia las pymes en Andalucía han encontrado en la red la posibilidad de expandirse buscando aumentar sus beneficios económicos. En 2016 la facturación por comercio electrónico en nuestro país alcanzo los 24.185 millones de euros y con vista a aumentar en los próximos años. Por tanto es esta otra de las claves que están cambiando.

 

 

El poder de los grandes

 

La eficacia de los dos colosos, Facebook y Google en materia publicitaria es evidente. Ambos han conseguido romper con todos los estereotipos en esta materia. Un claro ejemplo: El buscador al que hago referencia pasó de generar un beneficio económico de 70 millones de dolares a 50,6 billones en apenas 13 años.

 

En el móvil lo tienes todo

 

El uso del móvil para buscar, informarse, documentarse y consultar (de todo menos hacer llamadas) sigue creciendo a diferencia de otros soportes como el ordenador. En este sentido los medios han debido hacer un esfuerzo para adaptar sus contenidos al formato de tablets y dispositivos móviles para hacerlo más dinámico y accesible.

 

 

 

Más y mejor contenido

 

Al contrario de lo que pudiéramos pensar, el usuario de estos elementos solicita contenidos extensos, contemplando sin problemas además la opción de pagar para ello.

 

La televisión convencional pierde terreno

 

En su lugar se elige el formato del video en línea. Estamos ante una nueva era digital en la que el video será la estrella. La gente busca noticias en video. Pero no cualquier video, esperan noticias elaboradas con calidad y rigor informativo. En este apartado cabe citar los contenidos con servicios de entretenimiento en “streaming” que echan un pulso a la televisión de pago. Amazon Prime Video, HBO, Netflix y la recién llegada Sky son las compañías líderes del sector.

No está de más una reflexión sobre todo esto. La otra cara de la moneda

Como toda revolución, la de carácter tecnológico que estamos viviendo tiene sus efectos secundarios. Deberíamos leer la letra pequeña de las instrucciones y/o recomendaciones. Pero como siempre, el ser humano es curioso por naturaleza (menos mal) y se lanza a la experimentación sin miedo a lo que luego pueda pasar. Desde que Internet llegó a nuestras vidas, la red ha ido creciendo de manera espectacular en gran parte debido sin duda a la gran demanda. Como consecuencia, la generación de datos ha ido igualmente aumentando con el paso del tiempo. Hoy en día, hemos llegado hasta el punto de generar una ingente cantidad de datos en cortos periodos de tiempo, y eso tal vez no sea tan beneficioso. Vivir tan deprisa no es vivir. Dentro de lo cognitivo, no apreciamos los detalles, no hay tiempo material para asimilar toda esa información que nos llega de forma masiva. En otro lado está que cualquiera pueda publicar contenidos sin ser periodista. ¿Hasta que punto es beneficioso para la red? Sin embargo, es imposible llevar un control sobre eso quedando en el propio consumidor internauta la elección de su lectura.

¡Horror! ¡Me estoy quedando sin batería en el móvil!

Con ese crecimiento de las redes sociales vienen añadidos problemas como las recientemente catalogadas enfermedades relacionadas. Una de ellas es la nomofobia que se interpreta como el miedo que siente una persona ante la perdida de un teléfono móvil. El mero hecho de olvidarlo en otro lugar, quedarse sin batería o sin cobertura son motivos suficientes para crear un cuadro de angustia, tensión, nerviosismo, ansiedad, que en casos alarmantes necesitan de una terapia conductual por parte de profesionales. Además de la nomofobia existen otras patologías dentro del mundo psicológico y también dentro de la medicina general. En este último campo profesional destacan por ejemplo: el síndrome del túnel carpiano que consiste en una lesión en la muñeca; patologías cervicales producidas por malas posturas ante el ordenador; estrés visual, vista cansada o deteriorada a causa del abuso de tiempo ante los dispositivos; la obesidad infantil y juvenil motivada por la falta de ejercicio robada por las horas ante el ordenador y el móvil; insomnio por haber estado expuestos a la luz de las pantallas justo antes de ir a dormir. Se ha demostrado que esa luz, reduce la cantidad de melatonina (hormona relacionada con la relajación y el sueño) que segrega el cerebro.

Por último, la adicción a los videojuegos es igualmente un problema que nos puede provocar desequilibrios en el cerebro y sociales como el aislamiento social. Por lo tanto, está claro que un mal uso de las tecnologías nos lleva al caos y un buen trato puede aportarnos satisfacciones y logros porque son una buena herramienta de trabajo.

Si Gutemberg levantara la cabeza

Si la prensa escrita desaparece con el papel y pasa a lo digital tendremos un problema, se quedarían en paro muchos operadores que trabajan en el proceso de elaboración de los periódicos. Las plantillas se verían reducidas de este personal al que habría que sumar otros que forman parte de la cadena como son por ejemplo, el quiosquero, el repartidor, etc. El pago por los nuevos avances será importante.

Tito Google y tito Facebook

Dicen que la información es poder y de eso entienden mucho los grandes como Google y Facebook. Una pregunta interesante puede ser: ¿Cuánta información tienen sobre nosotros? La información personal que ofrecemos en sus plataformas es de vital importancia. Con ella controlan nuestros hábitos que traducen en publicidad relacionada. Se podría decir que estamos perdiendo sin saberlo, el control, de nuestras vidas y la estamos depositando en la red. Soy de los que opina que todo invento tiene su lado bueno y su lado, menos bueno.

El móvil también los tiene. Su uso continuado no es beneficioso y por el contrario un uso adecuado e inteligente nos proporciona una herramienta brillante para casi todo. No se trata de hacerle la guerra al móvil pero si de hacer campaña para que su uso sea más sensato, especialmente entre el público joven. Las nuevas tecnologías se han convertido en un nuevo y distinto modo de vida, de hecho, nos está cambiando la vida. Como cambiaron la vida de las personas aquellos nuevos inventos de la revolución industrial del siglo XIX. Con una diferencia: el tren de los Lumière en el cinematógrafo no iba tan rápido.

Fuentes documentales

Ocho gráficos que explican la transformación del periodismo” elaborado
por José Alberto García Avilés y publicado en medium.com. Link corto: http://cort.as/–Hv-

Expansión – Diario Económico e información de mercados

Fotos: Pixabay.com excepto en el modulo “El poder de los grandes”,
imagen del buscador Google.

Anuncios

Genomas y comportamiento social

Ramón Santos

¿Es posible que nuestros genes influyan en nuestra forma de actuar y comportarnos?

En el cante flamenco se suele decir que los gitanos cantan mejor que los payos. Pero esto no es cierto. Cantar flamenco con sentimiento no es cuestión de raza. Así lo corroboran cantaores de prestigio. Si la hija de un funambulista comienza a destacar en esa habilidad se dice que lo lleva en la sangre, que está en sus genes… No es cierto que se lleve en los genes, ¿o sí?…

En estas líneas no voy a hablar de cante ni de funambulistas. Simplemente usé esta reflexión para poderme introducir en el verdadero objeto de estas líneas: el genoma humano y su relación con el comportamiento social.

Leí en cierta ocasión, una interesante entrevista de Vicente Jiménez para El País realizada al escritor científico británico Nicholas Wade tras la publicación de su controvertido libro “Una herencia incomoda” (Ariel), en la que me quedaron despejadas ciertas dudas que tenia sobre esta temática y el autor.

Una herencia incomodaEste libro ha hecho saltar chispas en la comunidad académica y científica hasta el punto de que 139 científicos de diversas universidades hayan estampado su firma en un documento de protesta por los contenidos del trabajo literario de Wade. Considerados incluso peligrosos para la sociedad actual.

Nicholas_WadeLa tesis en cuestión habla, entre otros asuntos relacionados, de que  la evolución humana reciente ha dado como resultado las razas y de que hay una influencia genética en el comportamiento social humano. Esta postura hace frente a la opinión de que no existe una base biológica para las razas. Las diferencias del comportamiento humano son del tipo cultural y no genéticas. En la citada entrevista, Wade declara no ser racista y asegura que en la comunidad científica el tema de la raza es siempre un tema tabú, […] “al preguntar a los científicos, apenas pronunciaba la palabra raza, todos se sumían en un silencio sepulcral. Me resultó evidente que era un tema importante sobre el que los académicos e investigadores no estaban diciendo a la gente toda la verdad, lo que me parece mal”. Wade concluía añadiendo que los científicos tienen el deber de informar a la gente de sus descubrimientos sea lo que sea. Achaca al tema económico que otros científicos no se atrevan a hablar del asunto de las razas. Wade recuerda que la política general de la ciencia siempre ha sido que; […] “no hemos de temer el conocimiento, sino aceptar que, si descubrimos algo peligroso, sabremos afrontarlo”. Y aportó el ejemplo de la energía atómica que permitió la paz entre Estados Unidos y Rusia,  evitando una posible tercera guerra mundial. Wade apuesta por la eugenesia médica y afirma que; […] “pronto se podrá cambiar el genoma humano y corregir los genes que causan enfermedades, incluso aumentar los que propician la fuerza y la inteligencia”.

La entrevista a la que hago referencia esta en línea en la siguiente dirección: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/03/05/babelia/1425576720_345829.html